World of Warships

Batallas tácticas de barcos - Después de tanques y aviones, la empresa Wargaming continua ampliando sus armadas digitales e introduce las embarcaciones en sus servidores. ¿Llegarán los vehículos de mar a estar a la altura de sus demás "colegas" de tierra y aire?

¡Juega ahora!

Visión general

World of Warships es la última encarnación de la guerra por parte de la desarrolladora Wargaming. Descargable y jugable gratuitamente, World of Warships nos pone al mando de numerosas embarcaciones de los tipos más variados y nos permite enfrentar a otros jugadores en épicos combates sobre la superficie acuática.

Como es tradición, están presentes diversas facciones, cada una de las cuales dispone de distintas embarcaciones subdivididas en varios tipos. Pese a su imposición de mecánicas que no traicionan su naturaleza arcade, World of Warships ofrece combates empapados de elementos estratégicos y que requerirán de la mayor de las fuerzas brutas para ser concluidos victoriosamente.

En cuanto a los gráficos de la entrega, se mantiene siempre sobre niveles altísimos, especialmente por las configuraciones que están a la altura de llevar al juego a utilizar todos los recursos posibles y cumplir con las más altas exigencias.

Si bien el nivel de contenido no alcanza al nivel de World of Tanks, World of Warships es el inicio de algo más que bueno para todos los apasionados por los enfrentamientos de barcos, con un futuro que se ve muy esperanzador.

➔ Puntos principales:

  • Graficazos que te asombrarán
  • Viaje a la Segunda Guerra Mundial que te pondrá al mando de un barco de guerra
  • 3 modos de juego: estándar, encuentro y dominación
  • 5 facciones: Soviéticos, alemanes, estadounidenses, japoneses y británicos
  • 10 tipos de mapa diferentes para combatir sin cansancio

Trailer

Análisis completo

Por aquí llevamos en el corazón a Wargaming, esa desarrolladora de videojuegos de Bielorrusia que a lo largo del tiempo nos ha propuesto algunas de las entregas free to play más acogidas y jugadas al día de hoy. Después del siempre presente World of Tanks y el inicio a trasfondo de su sucesor World of Warplanes, que sin embargo logró rescatarse un poco su jugabilidad durante un tiempo al menos, es hora del momento de ponernos al mando de poderosos barcos de combate, y así enfrentar nuevamente la Segunda Guerra Mundial bajo otro punto de vista.

World of Warships concluye entonces con esa especie de trilogía iniciada con el primer capítulo dedicado a los tanques, que nos permite por poco tener una visión en 360º de la guerra intensa al estilo de Wargaming, con el último paso por cumplir que se reflejará lógicamente en una integración total entre los tres juegos, aún si es difícil decir por el momento cuando sucederá esto.

¡Echad las anclas!

Si ya tuvieron la oportunidad de jugar a alguna de las entregas de Wargaming de la serie "World of...", una vez en el menú principal de World of Warships se encontrarán inmediatamente a gusto. Ciertamente, no es completamente idéntico a como lo era en el pasado pero no encontrarán dificultoso orientarse entre las interfaces del juego. Por el contrario, si son nuevos con las producciones por parte de Wargaming, podrán encontrarse inicialmente frente a un enorme número de opciones que nos ofrece el juego, donde su único punto de referencia será representado por el imponente botón del centro de la pantalla que les permitirá introducirse inmediatamente a la batalla. En cualquier caso, el juego divide su variedad de barcos en distintas facciones, cada una de las cuales esta dotada a su vez de las propias.

El juego posee cinco facciones: Soviéticos, alemanes, estadounidenses, japoneses y británicos. Japón y Estados Unidos poseen una dotación de barcos prácticamente completa, dando al jugador la posibilidad de apropiarse modelos de cualquier nivel y con cualquier habilidad (alcanzando los requisitos pedidos, obviamente); no podemos decir lo mismo con la Unión Soviética o Alemania, que por el momento tiene muy pocos barcos; Gran Bretaña por otro lado, posee un sólo barco.
Desde este punto de vista, no estamos ciertamente en presencia de un número de contenido particularmente elevado pero, como el pasado nos enseña, esto no debe asustar mucho después de todo, desde el momento en el que, cómplice de la naturaleza free to play de la entrega y la garantía de soporte continuo que esperamos de Wargaming, World of Warships está destinado a crecer y ampliarse más y más con el transcurso del tiempo, con nuevos barcos y tal vez nuevas facciones que serán introducidas en un futuro próximo.

Observar... Observar un poco más... ¡DISPARAR!

Sustancialmente, para diferenciar la variedad de embarcaciones entre ellas, fueron subdivididas entre cuatro clases distintas, cada una dotada de métodos de utilización y peculiaridades únicas.
Los destructores son particularmente eficaces para observar la destrucción de otras embarcaciones luego del lanzamiento de torpedos, los cruceros, dotados de cañones, son particularmente útiles por su capacidad de rechazar las unidades aéreas, los portaaviones son poco eficaces en los enfrentamientos directos pero proveen un óptimo reconocimiento y dan una visual detallada del campo de batalla, y por último, los acorazados son verdaderas máquinas de matar flotantes, dotadas de una potencia de fuego sin igual y con capacidades defensivas fuera de lo normal.

Saber dirigir todos los tipos de embarcaciones disponibles, exprimiendo según el momento las características de una clase u otra, no será una tarea simple pero representará la única clave para obtener el predominio en las partidas, tal vez sin llegar siempre a la victoria final, pero por lo menos obteniendo resultados dignos en la mayor parte de vuestras partidas.

Como fue mencionado previamente, World of Warships nace de la idea de combinar un conjunto entre jugabilidad de simulación y un entorno más arcade, balanceando en igual medida los dos aspectos de manera que se crea un mix perfecto, con toda ventaja en la experiencia final de manera espléndida. Lanzarse de cabeza en aguas enemigas, quizás mientras te encuentras al comando de un portaaviones, esperando para abrir fuego locamente y así acumular muerte tras muerte podría parecer una óptima idea, pero sólo si su intención es morir en la manera más estúpida posible.

Aunque pueda ocurrir, serán verdaderamente pocas las veces que se encontrarán teniendo que batallar con otros barcos a poca distancia, en una especie de extraño duelo flotante. La mayor parte de vuestro tiempo lo pasarán a notables distancias de vuestros enemigos, buscando trazar la ruta para direccionar en consecuencia vuestros misiles. Dicho así puede parecer todo muy alborotado, pero una vez dentro del juego, sus impresiones cambiarán y le darán espacio a una realidad muy distinta.

World of Warships nace de la idea de combinar un conjunto entre jugabilidad de simulación y un entorno más arcade, balanceando en igual medida los dos aspectos de manera que se crea un mix perfecto, con toda ventaja en la experiencia final de manera espléndida.

La posibilidad de hundirse de un momento a otro nunca es lejana, habrá torpedos y todo tipo de ataques enemigos que estarán siempre presentes más allá de tu visión, preparados para quedarse allí, respirando cerca de tu nuca para luego hundirte en las profundidades si no tienes la sagacidad de tomar las medidas necesarias. Si se quedan quietos, morirán; si se mueven mucho, morirán; si se mueven lo justo pero se exponen mucho, morirán. Especialmente a niveles medios-altos, donde se supone que sus adversarios no son más barquitos con anzuelos de pesca como armas, el desafío se mantendrá siempre sobre niveles más bien elevados.

Cuando los espacios para los tipos de barco son pocos

Por como está estructurado, la jugabilidad de World of Warships prevé que sean jugadas una cantidad numerosa de partidas antes de poder juntar los requisitos necesarios para comprar un barco de nivel superior y/o para potenciarnos de manera adecuada con un barco mejor en nuestra posesión. Entonces, antes de llegar a poseer algunos de los barcos más potentes del juego, deberán tener una rutina de horas y horas de juego, ya que a menos que se pague con una moneda real, no serán regalados. Tened en cuenta que todo aquello que hagan para obtener el equipamiento máximo no será tiempo perdido, más bien será parte de lo que los integrará en el aprendizaje de las mecánicas del juego, tanto permisivas como intuitivas en el inicio, junto con las más inteligentes y las más complejas (en el sentido más positivo del término) una vez que no sean más novatos.

La característica de pedirles muchas horas de juego de una cierta importancia antes de darle al jugador la máxima potencia de fuego disponible no es un defecto grave, ya que es un compromiso más que adecuado para ir en contra de las exigencias free to play de la entrega.
Aquello bajo el nombre de Wargaming tiene la naturaleza de un juego gratuito, y aquí está representado por usar un número limitado de espacios usados para contener nuestros barcos en el menú. Una vez completos esos cinco espacios asignados por defecto en el juego, antes de poder agregar otros barcos a vuestra colección, estarán forzados a vender una o más naves, y como mucho, comprar más espacios con dinero real.

La voluntad de querer facturar de alguna manera con el juego propio es legítima y podemos entenderla pero, con total franqueza, habríamos preferido un modo menos invasivo para hacerlo. Potenciar correctamente los propios barcos es cansador (y dados los numerosos parámetros sobre los cuales es posible actuar, pasará un tiempo antes de poder tener el mejor desempeño de cada "ejemplar") y vernos forzados a tener que vender algo a lo cual le dedicamos tanto tiempo, por más que sea de nivel inferior o alguno conseguido tiempo después, es siempre una cosa que es imposible de tomarse a la ligera.

¡Los gráficos son un placer!

Desde el punto de vista exquisitamente gráfico, World of Warships es una pequeña obra de arte en movimiento. No es mucho el conteo de polígonos o la resolución de las texturas para sorprendernos, pero sí lo es la totalidad de cosas que impactan a nuestros ojos y que pueden compensar al jugador.
El mar, las islas, las llamas, las explosiones y el agua que se mueve debido a las embarcaciones, conforman la recreación de un escenario completo y casi surreal, dada la relajación que puede causar el sol reflejado sobre el agua y la exaltación que nos puede provocar los barcos en llamas y las explosiones que suceden continuamente en el mar.

Hermosos gráficos para un hermoso juego

Todo es extremadamente lindo y agradable, y si se pueden dar el gusto de jugar el juego con el máximo detalle gráfico posible, les sucederá que querrán concederse algún instante para observar el panorama, atentos también en volver a la acción que estaban haciendo antes de quedar profundamente perdidos en la belleza de lo visual.

Analizando el juego desde un punto de vista puramente técnico, World of Warships no decepciona en ningún modo las expectativas, presentándose sólido y detallado, bien lejos de los cánones gráficos estándar que son normalmente asociados con las producciones free to play. Como parte de la tradición de Wargaming, la parte que se destaca más es el finalizado de las numerosas embarcaciones presentes, realizadas y modeladas en un modo que está al borde de la perfección.

Encima de poseer una infaltable precisión histórica (gran característica desde siempre de Wargaming), nos asombra también el modo en el cual varios barcos se dañan visualmente en modo coherente con la dirección en la cual fueron golpeados. En lo que respecta una situación siempre desagradable, omitiendo todos los aspectos estrictamente legados al resultado de la partida en curso, ver el propio barco hundirse en llamas cayendo pedazo por pedazo bajo los golpes de los cañones enemigos es siempre una experiencia visual espectacular, capaz de hacer bombear adrenalina dentro de nuestros pequeños corazones capaces de necesitar reanimación por muy poco.

Por último, es necesario decir que si bien existe toda esta bondad gráfica, Wargaming tuvo más de un ojo sobre los requisitos de la entrega, de modo que permite a la mayor cantidad de usuarios, dotados de las más variadas y distintas configuraciones de hardware, de disfrutar el juego de la manera más digna posible. En pocas palabras esto significa que, en la mayoría de los casos, el juego funcionará también en equipos no necesariamente recientes y lejos de tener tarjetas gráficas de "miles" de euros, pactando obviamente de bajar con compromiso los gráficos.

Conclusiones

En definitiva, no se puede premiar con puntaje total a esta última entrega de Wargaming, pero tiene un excelente puntaje. Fuertes por la experiencia obtenida por sus trabajos anteriores, los muchachos del equipo bielorruso han logrado confeccionar un producto extremadamente divertido, desde el punto de vista gráfico y capaz de satisfacer en igual medida a los novatos que se aproximan a entregas del género por primera vez o a veteranos de miles de batallas virtuales que, en World of Warships, estén buscando un desafío que pueda satisfacer sus habilidades estratégicas. Seas de los que jugaron los precedentes World of Tanks y/o World of Warplanes, o de los que escuchan por primera vez las entregas de Wargaming, no podemos hacer más que aconsejarles hacer un salto al servidor de World of Warships, de modo que puedan tocar con sus manos las numerosas cualidades que la entrega nos puede ofrecer.

El juego es capaz de ofrecer montones de horas de pura diversión con la garantía de que en un futuro cada vez más próximo, llegarán numerosas expansiones y mejoras para expandir aún más aquello que ya hoy parece una obra maestra imprescindible en el panorama free to play.

¿Listo para entrar en el mundo de World of Warships? ¡Haz clic para jugar ahora!

Gráficos: full 3D
PvP: partidas ou duelos PvE PvP
Dinero real: bajo
Exp Rate: lento

Originalidad
Lo último de Wargaming, con gráficos renovados y una jugabilidad increíble, World of Warships nos pone al mando de barcos de guerra para combatir contra el enemigo, ¡y así conseguir la victoria!

Pros

Jugabilidad excelente

Gráficos increíbles

Gran variedad de barcos

Contras

Características erróneas de algunos barcos

Lenta elevación de nivel


Diversión
4.5 out of 5
Comunidad
4.5 out of 5
Gráficos
4.5 out of 5
8,5
Sobresaliente

Review summary

  1. ¡Echad las anclas!
  2. Observar... Observar un poco más... ¡DISPARAR!
  3. Cuando los espacios para los tipos de barco son pocos
  4. ¡Los gráficos son un placer!
  5. Conclusiones

Pros

Jugabilidad excelente
Gráficos increíbles
Gran variedad de barcos

Contras

Características erróneas de algunos barcos
Lenta elevación de nivel
8,5
Gráficos - 90 / 100
Diversión - 90 / 100
Durabilidad - 90 / 100
Originalidad - 90 / 100
Comunidad - 90 / 100

Me gusta este juego, quiero
Registrarme y jugar ahora