Throne: Kingdom at War

La aventura espera por ti, si tienes la paciencia - Construye tu reino, forja tus alianzas y conviértete en una leyenda en este juego MMO para navegador (y móvil) visualmente impresionante.

¡Juega ahora!

Capturas [Clic para ampliar]

Visión general

Throne: Kingdom at War es un juego de navegador, lanzado por Plarium en agosto de 2016. Si bien tiene algunas pequeñas peculiaridades que pueden ser una molestia para algunos, su jugabilidad general, estilo visual y estructura de juego le convierten en una increíble adición a la colección de los más jugadores mas ávidos. Con nuevos jugadores uniéndose día a día, es un juego que vale la pena echarle un vistazo, eso si, con algunas advertencias por gran nivel de adicción (en mi experiencia personal).

➔ Puntos principales:

  • Juego de navegador gratuito ubicado en un reino de fantasía medieval
  • Construye tu propio reino y míralo cobrar vida
  • Arma un ejército imparable y toma otros reinos por la fuerza
  • Las construcciones requieren tiempo (o dinero)
  • Únete a una orden y haz que tus aliados te cuiden la espalda

Análisis completo

Un juego de reinos y tronos

El juego hace un buen trabajo ayudándote desde el principio. Al iniciar, se te guiará a través de un tutorial guiado (presentado por una rubia pechugona), que te dará un resumen rápido de todo lo que necesitas saber sobre la ambientación del juego. El juego se desarrolla en el reino ficticio de Amaria y tu adorable guía piensa que tienes lo que se necesita para ser el nuevo gobernante de todos. Además de sus halagos, su otra fortaleza es guiarte a través de algunas simulaciones importantes. Después de construir un par de granjas y minas, entrenar a algunos soldados y cumplir una misión de ataque rápido, se te dejará en tus propios medios para explorar y expandir las cosas que se te han mostrado. Si después de esto te sientes abrumado, no te preocupes: el juego hace un excelente trabajo de apoyo en caso de que lo necesites, con un sistema de recomendaciones integrado que te guiará en las misiones si no sabes cómo continuar.

En las etapas iniciales del juego, pasarás gran parte del tiempo entre la construcción de tu ejército y la construcción de tu ciudad, especialmente porque no podrás atacar a otros reinos hasta que haya transcurrido un tiempo determinado. Pero conquistar otros reinos es solo una parte de la diversión: el juego tiene tantas capas que podrías pasar horas completando misiones y tareas, sin echar siquiera un vistazo al resto de los reinos que te rodean. Aunque una vez que tengas luz verde para ir a saquear, podrás ver a tu ejército marchar allí en tiempo real, que es definitivamente una de las características más geniales del juego.

El juego tiene tantas capas que podrías pasar horas completando misiones y tareas, sin lanzar ni una mirada al resto de los reinos a tu alrededor.

Hermoso pero abrumador

Ya sea porque estás esperando que el tiempo pase para una mejora o simplemente te tomas un descanso, hay mucho que ver en este juego. Para empezar, los gráficos se encuentran entre los mejores (lo cual no es sorprendente si se consideran los otros juegos visualmente impresionantes de Plarium). La atención al detalle es evidente en los diferentes tipos de ladrillos que componen los distintos edificios. Incluso puedes sentirte como un Lord omnisciente mientras ves a tus súbditos en sus labores diarias, observando mientras trabajan, descansan e incluso limpian (en lo personal, lo más impresionante fue poder ver a un oso bajar por el río y cazar peces).

El único inconveniente de esto (aparte del obvio consumo de tus capacidades de datos/descarga, así como de la duración de la batería, si se reproduce desde un dispositivo móvil), es que la pantalla está muy ... llena. Hay tantos datos y tantos botones individuales para llegar a menús diferentes que la pantalla puede parecer muy pequeña a veces, independientemente de si estás en una tablet u otro dispositivo móvil. Algunos lograrán ignorarlo después de un tiempo, mientras que otros pueden llegar a sentirse un poco abrumados.

La batalla entre la paciencia y el dinero

Jugar el juego es 100% gratis. Construir tu ejército no cuesta ni un centavo, una lira ni una rupia. Pero lo que hace falta es tiempo... y mucho. Al igual que en otros juegos de rol, cuanto mayor sea tu nivel, más podrás hacer. Lo mismo pasa con los edificios que construyes. ¿Quieres entrenar a tus soldados en más tácticas de batalla? Tendrás que subir de nivel tu Academia, y te tomará 46 minutos. ¿Quieres subir de nivel tu palacio al nivel 6? Eso es más de una hora de tu tiempo.

Aquí es donde entra lo brillante y peligroso del juego. Si no quieres esperar todo ese tiempo, puedes usar un impulso para ayudarte (lo que básicamente adelanta el juego en 1, 5, 10, 15 y 30 minutos, hasta una hora y más, e incluso un día de avance rápido). Durante el inicio del juego, los recopilarás regularmente y tendrás un suministro sólido de oro. Pero cuanto más crees y cuanto más subas de nivel, más te encontrarás esperando a que algo termine de construirse antes de que puedas comenzar a construir algo más. Aquí es donde la línea de lo "gratis" se vuelve algo borrosa: puedes construir a través del juego más rápido y saltarte el tiempo, pero solo si estás dispuesto a pagar por ello. Los impulsos y otras cosas están siempre disponibles para la compra y el juego se asegurará de recordártelo.

La importancia de la Orden

Uno de los elementos importantes del juego a considerar es el unirte a una Orden. En ella, los líderes se unen y coordinan sus redadas. También pueden apoyarse unos a otros a medida que crecen sus reinos. A medida que construyes y tus tiempos de espera duran más, puedes pedir ayuda a los miembros de tu Orden (cada persona que acepte ayudar disminuye el 1% o 1 minuto de tu tiempo de espera, por lo que el tamaño de esta es importante). También son muy útiles ya que si todavía no estás seguro de qué hacer y necesitas algunos consejos, el chat de la orden es un gran lugar para aprender de otros jugadores.

En Conclusión

Este juego lo tiene todo: una historia sólida, muy buenos gráficos, una ambientación increíble y alianzas para apoyarte. A pesar de los tiempos de espera cada vez mayores (que realmente ponen un precio a tu paciencia) y la pantalla principal algo abrumadora, este es un juego en el que fácilmente podrías sumergirte y nunca querer salir.

¿Listo para entrar en el mundo de Throne: Kingdom at War? ¡Haz clic para jugar ahora!

Gráficos: arte animado
PvP: guilds or factions PvP
Dinero real: alto
Exp Rate: rápido

Pros

Modo de juego inmersivo y profundo

gráficos visuales increíbles

juego cooperativo a través de Órdenes

Contras

El avance serio cuesta tiempo/dinero

la vida útil de la batería en los dispositivos móviles

los añadidos en la pantalla pueden ser abrumadores


Diversión
4.5 out of 5
Comunidad
4.5 out of 5
Gráficos
4.5 out of 5
8,8
Sobresaliente

Review summary

  1. Un juego de reinos y tronos
  2. Hermoso pero abrumador
  3. La batalla entre la paciencia y el dinero
  4. La importancia de la Orden
  5. En Conclusión

Pros

Modo de juego inmersivo y profundo
gráficos visuales increíbles
juego cooperativo a través de Órdenes

Contras

El avance serio cuesta tiempo/dinero
la vida útil de la batería en los dispositivos móviles
los añadidos en la pantalla pueden ser abrumadores
8,8
Gráficos - 90 / 100
Diversión - 90 / 100
Durabilidad - 90 / 100
Originalidad - 90 / 100
Comunidad - 90 / 100

Me gusta este juego, quiero
Registrarme y jugar ahora